19 de diciembre de 2014

Máxima Acuña, símbolo de la resistencia al extractivismo, gana el juicio a Yanacocha Una sentencia reconoce el derecho a permanecer en su hogar a una luchadora frente a la minera Yanacocha, propiedad de Newmont Mining Corporation.

ImprimirEnviar por e-mailVersión PDF+A+A     
Acto de la entrega de firmas en apoyo a Máxima (con sombrero) que se celebró en Lima durante la Cumbre de los Pueblos frente al Cambio Climático.
El miércoles 17 de diciembre la segunda sala penal de apelaciones de la Corte Superior de Cajamarca (Perú) falló a favor de Máxima Acuña y su familia, absolviéndola de la denuncia interpuesta por la poderosa empresa minera Yanacocha por supuesta apropiación ilícita de terrenos. Tras un largo proceso que ha durado más de tres años, el juez resolvió declarar fundado el recurso de apelación frente a la anterior sentencia que les condenaba a dos años y ocho meses de prisión, y al pago de una multa de 5.500 soles. “Agradezco a los magistrados que han hecho justicia. En ningún momento yo vendí mi terreno, pero ellos se aprovecharon porque yo soy una mujer humilde y campesina”, afirmaba emocionada Máxima Acuña tras conocer la sentencia.
La abogada de la familia, Mirtha Vásquez Chuquilín, manifestó que a pesar de que la empresa Yanacocha argumentaba que eran unos usurpadores, que entraron a su terreno golpeando a policías, “todas esas mentiras han caído, pues la sala finalmente ha señalado que no existe ninguna prueba de lo que Yanacocha venía sosteniendo”. Además, agradeció a la familia por su perseverancia a lo largo de todos estos años y a todas las personas que la han apoyado.
“Me quedaré en mis tierras pues ya no temo el desalojo con el que Yanacocha me amenazaba cada día”, declara Acuña
Por su parte, la empresa Yanacocha, propiedad de la estadounidense Newmont Mining Corporation, anunció quepresentará un recurso de casaciónante la Corte Suprema. Wilby Cáceres, gerente de asuntos legales de la empresa, indicó que no comparten la sentencia y que el caso de ninguna manera ha finalizado. “Consideramos que en el proceso obran pruebas contundentes que demuestran que Yanacocha es legítima propietaria y posesionaria de los terrenos en litigio”, aseguró.

Un largo conflicto

En 1994 la familia Chaupe Acuña adquirió 18 hectáreas de tierras frente a la Laguna Azul, tal y como indica el certificado de posesión otorgado por la comunidad campesina de Sorochuco. Dos años después, la empresa compró a la comunidad 270 hectáreas cercanas al terreno de los Chaupe Acuña, argumentando que dentro de éstas se encuentra el terreno en litigio. Fue el 24 de mayo de 2011, con la llegada de la minera a la zona, cuando comenzó la odisea de la familia por mantener bajo su propiedad la parcela denominada “Tragadero Grande”. Ese día la empresa se presentó con maquinaria y policías, destruyeron su vivienda e intentaron desalojarlos. Tras este intento, la minera regresó en varias ocasiones con el fin de desalojarlos y se produjeron agresiones por parte de la Policía Nacional de Perú hacia los miembros de la familia, que nunca abandonaron su terreno.
En el año 2011 se presentó la primera denuncia de la empresa alegando la usurpación de tierras. Tras varias apelaciones, en agosto de 2014 el juzgado dictó una nueva sentencia en contra de la familia, que ahora queda anulada. De esta forma, la familia queda absuelta y de momento no podrá ser expulsada de sus parcelas. “Me quedaré en mis tierras pues ya no temo el desalojo con el que Yanacocha me amenazaba cada día”, afirmaba Máxima Acuña entre lágrimas de alegría a la salida del juzgado.

Proyecto minero Conga

La casa de la familia Chaupe Acuña se encuentra frente a la Laguna Azul, una de las lagunas que podrían verse afectadas por el proyecto minero Conga, en el Departamento de Cajamarca en el norte de Perú. Este proyecto, que actualmente se encuentra paralizado, pretende extraer entre 480.000 y 780.000 onzas anuales de oro y 54.000 toneladas de cobre durante aproximadamente veinte años, contando con una inversión estimada de 4.800 millones de dólares.Para ello, se destruirían cuatro lagunas, dos (El Perol y Mala) serán vaciadas para extraer mineral y las otras dos (Azul y Chica) serán usadas como depósitos de desmonte.
Según un informe de 2012 que la organización Environmental Defender Law Center encargó al hidrogeólogo estadounidense Robert Moran, el agua de la zona donde se proyecta Conga es potable y útil para la agricultura y otras actividades como los criaderos de trucha que ya existen en la zona. En sus conclusiones, el informe asegura que el subsuelo de las lagunas que Yanacocha pretende utilizar para almacenar sus residuos tóxicos no es impermeable, sino que la roca cálcica porosa del subsuelo filtraría las sustancias contaminantes a todo el sistema hídrico. Esto provocaría la contaminación de manantiales y otros recursos acuíferos subterráneos, donde metales como el aluminio, arsénico o plomo, permanecerían muchos años después de que la minera abandonase la explotación de la zona.
El proyecto Conga ha suscitado una gran controversia y una fuerte oposición por parte de la población, cuya resistencia comenzó en noviembre de 2011. Tras el levantamiento de la población civil en contra del proyecto minero, las autoridades declararon el estado de emergencia y la militarización de varias provincias.El punto más álgido de la represión tuvo lugar en el año 2012, cuando la policía mató a cinco personasdurante una manifestación, entre ellos a un joven de 16 años. Ese mismo año el pueblo de Cajamarca convocó la Gran Marcha Nacional del Agua que recorrió 840 km entre la ciudad norteña y Lima, articulando a miles de personas en torno a la defensa del derecho al agua y a la protección de las cuencas hidrológicas frente a la minería. En la actualidad el conflicto continúa activo, lo que refleja el rechazo de la población al proyecto y la inviabilidad social que supone.

116.572 firmas en apoyo a Máxima

La semana pasada, en el marco de la COP20 y la Cumbre de los Pueblos frente al Cambio Climático celebradas en Lima, alrededor de un centenar de personas arroparon a Máxima en un acto donde se le hizo entrega de las 116.572 firmas recogidas en su apoyo a lo largo de todo el mundo y que fueron entregadas al Estado peruano. Una campaña impulsada por la Red Latinoamericana de Mujeres y la Coordinadora de Mujeres por el Agua, la Vida y la Paz. El evento también quiso ser un homenaje a la perseverancia y el coraje de todas las mujeres que se levantan a diario en defensa de su tierra, del agua y la naturaleza.
Desde la página web de la organización Salva la Selvay con el título: “Condenada por empresa minera: ¡Máxima es inocente!”, se recogieron estas firmas con las que se reclamaba “impedir el desalojo y que cesara el acoso y violencia contra Máxima por defender la tierra y las lagunas de Conga”. Además, solicitaban al Estado peruano que respete el derecho a vivir dignamente en un ambiente sano. Por otro lado, demandaban que se derogue la ley que permite que las fuerzas policiales operen bajo contrato privado como seguridad de las empresas mineras, en un país donde los convenios entre la Policía Nacional y las empresas extractivas son frecuentes.
Entre gritos de “Máxima somos todas”, la campesina muy emocionada agradeció el apoyo recibido y pidió al público que no se olviden de ella ya que la lucha continúa. “Yo estoy perseguida, estoy amenazada por las transnacionales y las autoridades, pero me alegro mucho de ver que no estoy sola. Han conocido mi historia y se han conmovido sus corazones”, concluyó entre lágrimas.

RED ULAM: Postulan a Máxima Acuña como Defensora del Año 2014


Defensoras de 2014


Defensora de Mayo - Cleofe Neyra
Cleofe Neyra es de la comunidad de Ñangali, Piura, Perú. Como agricultora, su sobrevivencia depende de la tierra y el agua, los cuales desde 2003 son amenazados por el proyecto minero Rio Blanco, de la empresa china, Zijin.

A pesar de haber sido secuestrada y torturada por seguridad privada de la mina en 2005, Cleofe sigue defendiendo la tierra y el ambiente. En 2008, Cleofe fundo la Asociación de Mujeres Protectoras de los Paramos AMUPPA, con el motivo de capacitar a otras mujeres defensoras, y crear un espacio de apoyo para ellas. Ahora en 2014, Cleofe esta en mucho peligro y reporta que una campaña agresiva de intimidación ha sido re-lanzada en contra ella y los miembros de AMUPPA por trabajadores de la mina y miembros de su misma comunidad. Esto ha incluido amenazas de muerte, violencia física y actos de intimidación y acoso.

 
Pueden leer más información sobre Cleofe y AMUPPA aquí:
//redulam.org/mayo-mujer-del-mes/
 
Defensora del Junio - Yolanda Oqueli         
Yolanda Oqueli vive en grave peligro por organizar y liderar el campamento de resistencia pacifica ‘La Puya’, que defiende la tierra y el ambiente ante los impactos del proyecto minero El Tambor, de la empresa norte americana Kappes, Cassiday & Associates.

En 2012, los miembros de las comunidades de San José del Golfo y San Pedro Ayampic en el Norte Este del departamento de Guatemala, instalaron La Puya y desde un inicio las mujeres eran primordial para las sostenibilidad del campamento y la resistencia. Como mujer líder, Yolanda ha sido objeto de una larga campaña de intimidación, represión y criminalización. El 13 de Junio 2012 ella sobrevivió un atentado contra su vida y actualmente tiene la bala incrustada en su cuerpo.

Pueden leer más sobre Yolanda y la resistencia pacifica La Puya aquí: //redulam.org/mujer-de-junio-yolanda-oqueli/
 
Defensora del Julio - Carmen Fernandez
Carmen “Anita” Fernandez; cacique Yukpa de la comunidad Kuse, Sierra de Perijá, Venezuela. Carmen es una líder de la resistencia Yukpa y defensora de los derechos colectivos, incluyendo el derecho a territorio ancestral y la auto-determinación del pueblo Yukpa.

Su situación es critica. En las ultimas décadas, el pueblo Yukpa ha perdido más de 90% de su territorio ancestral a ganaderos, minería de carbón, y traficantes de droga. Cansados de esperar a que las autoridades cumplan sus promesas de demarcación de tierras; las comunidades Yukpa comenzaron a recuperar su territorio ancestral ocupando haciendas. Liderando a su comunidad, cacique Carmen ha sufrido varias tragedias personales, con los asesinatos de tres hijos en menos de cinco años, solo por demandar un territorio sano y libre de contaminación para sobrevivir.

Pueden leer más información sobre Carmen y la Yukpa aquí: 
//redulam.org/mujer-del-julio-carmen-fernandez/
 
Defensora del Agosto - Maxima Acuña Chaupe  
 Máxima Acuña Atalaya de Chaupe vive en la comunidad de Sorochuco, Cajamarca, Perú. Su hogar y terreno queda en frente de la Laguna Azul, una de las cuatro lagunas dentro de la concesión entregada para el proyecto minero Minas Conga, de la empresa Yanacocha, propiedad de la compañía Norteamérica Newmont Mining Corporation, la compañía peruana Buenaventura y el Banco Mundial.

Aunque Máxima compró su terreno en 1994 y ha vivido ahí por 24 años, en 2011, Yanacocha intento desalojarla a ella y a su familia alegando que ellos eran propietarios del terreno. En una ocasión, ella y su hija menor fueron golpeadas por policías hasta quedar inconscientes. Adicionalmente, Yanacocha acuso a Máxima y a la familia de usurpar el terreno, y el caso legal sigue en litigo. Además, Máxima ha recibido amenazas de muerte, y ella es vigilada y grabada por policías y trabajadores de la mina regularmente. Cada día es un incógnita para ella.

Pueden leer más sobre la lucha de Máxima aquí:
//redulam.org/mujer-de-agosto-maxima-acuna/
Defensora de Setiembre - Carmen Benavides
Carmen Raquel Benavides es de la comunidad indígena pemón de Waiparú y vive en El Pauji, estado de la Gran Sabana, Venezuela. Ella defiende su cultura, el agua y la tierra de los impactos y destrucción que la minería informal ha introducido a la comunidad.

Carmen fue seleccionada capitana de su comunidad en 2007 a 2008 por ser muy vocal en la oposición de la minería y sus impactos devastadores. Durante su periodo de capitana ella lideró la salida de 16 máquinas mineras que operaban sobre el cauce del río Chaverú. Carmen se incorporó a la Fundación Mujeres del Agua en donde unió fuerzas con otras madres y jóvenes para promover la educación, la recuperación de espacios deforestados y para monitorear fuentes de agua. Viviendo en un clima de alta violencia, impunidad y corrupción, Carmen ha recibido amenazas de muerte por su activismo y teme por su vida.

Pueden leer más sobre el trabajo de Carmen y de la Fundación Mujeres del Agua aquí//redulam.org/mujer-de-septiembre-carmen-benavides/
Defensora de Octubre - Francisca Sagui Chuchuca
Francisca Zhagüi Chuchuca es de la comunidad de Victoria del Portete, Azuay, Ecuador, una de las comunidades que se verán más afectadas por el proyecto minero Loma Larga, una mina de oro subterránea propuesta por INV Metals, de Canada. A los 70 años de edad, y presidenta del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama, Francisca es un símbolo de la fuerza y el compromiso que mujeres defensoras tienen con la defensa del territorio, ambiente y derechos humanos.

En 2008, los impactos de los proyectos mineros Loma Larga y Río Blanco, motivó a Francisca y a otras mujeres rurales a organizarse y formar el ‘Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama’, con el motivo de capacitar y difundir información a comunidades a cerca de los efectos negativos que estos y otros proyectos mineros traerán al país. Miembros del Frente han sido acusadas de crímenes y hasta han sido etiquetadas como terroristas. Pero esto no ha silenciado a Francisca, y ella sigue siendo una activista ya que ella no lo hace para ella misma, sino para la vida de las generaciones futuras.

Pueden leer más sobre el trabajo de Francisca y del Frente de Mujeres Defensoras de la Pachamama aquí//redulam.org/defensora-del-octubre-francisca-chuchuca/
Defensora del Noviembre - Bárbara Díaz Surín
Bárbara Díaz Surín es de la comunidad Maya Kaqchikel de la municipalidad de San Juan Sacatepéquez, Guatemala. Ella es una líderesa del movimiento que se opone a la construcción de la planta cementera San Gabriel. Por defender la naturaleza y los derechos de su comunidad, en este momento Bárbara se encuentra recluida en el Centro Preventivo donde permanecerá hasta su próxima audiencia, que se llevará a cabo en febrero de 2015.

Madre de siete, Bárbara ha sido elegida dos veces presidenta del Consejo Comunitario de Desarrollo. El 24 de octubre de 2014, unos días antes de su detención, Bárbara participó con miles de mujeres Maya Kaqchikel en una protesta para denunciar públicamente más de un millar de casos de violaciones de derechos humanos, incluyendo acoso sexual y violencia, que se llevaron a cabo durante el Estado de Prevención. Bárbara es acusada de un asesinato, lo cual ella rechaza y mantiene que su criminalización es una estrategia para silenciarla.

Pueden leer más sobre el trabajo de Bárbara aquí: //redulam.org/defensora-de-noviembre-barbara-diaz-surin/

18 de diciembre de 2014

Declaran inocente a Máxima Chaupe de denuncias de supuesta usurpación de terrenos en contra de Minera Yanacocha y violencia contra la policía y su seguridad privada

Máxima Acuña, su esposo y la Abogada Mirtha Vásquez, luego del veredicto de la Sala de Apelaciones.

El Juicio se inició El 2011, después que la Minera Yanacocha interpusiera una denuncia de supuesta usurpación violenta de terrenos ubicados en el predio ¨Tragadero Grande¨, distrito de Sorochuco, provincia de Celendín - Cajamarca. 
MÁXIMA CONTRA LA PODEROSA YANACOCHA
Como se recordará el Juzgado Penal de Celendín había condenado a la mencionada familia a más de dos años de pena privativa de la libertad, imponiéndole además, un pago resarcitorio de 5 mil nuevos soles.
La instancia judicial en Celendín indicó que la familia Chaupe había utilizado actos ¨violentos¨ con los que había alcanzado (supuestamente) despojar a la poderosa minera de tierras que supuestamente le pertenecían.
Apelación de la familia Chaupe
La Sala de Apelaciones de Cajamarca bajo la emisión de una motivación adecuada, revocó lo resuelto por el Juzgado de Celendín y atendiendo a los fundamentos establecidos en la apelación formulada por el Área Legal de Grufides (Institución Defensora de la denuncia), estableció que ninguno de los actos imputados habrían sido demostrados, en especial el supuesto uso de violencia.
LOS ABOGADOS: FERNANDO BAZÁN, VÁSQUEZ MOLOCHO Y ELARD ZAVALAGA FUERON LOS INTEGRANTES DE LA SALA DE APELACIONES
Denuncias similares
Según la Abogada Mirtha Vásquez, defensora de la familia Chaupe, ¨Queda por defender más de 6 denuncias que en la actualidad se han formulado en contra de los Chaupe por el mismo delito, los mismos que han sido interpuestos en la Fiscalía de Celendín¨.
 Con este veredicto judicial en favor de una familia humilde que varias veces ha sido agredida física y psicológicamente por el personal de seguridad de Minera Yanacocha y miembros de la DINOES a su servicio, se hace historia en la administración de justicia en Cajamarca.  
FOTO
VARIOS CIUDADANOS CAJAMARQUINOS EN TODO MOMENTO SE SOLIDARIZARON CON L

17 de diciembre de 2014

Yanacocha defrauds government of around $1.8b in taxes

Fuente: TELESUR.

Máxima Acuña Chaupe: “Decidan lo que decidan las autoridades, yo no voy abandonar mi tierra”

Por: 
Gloria Alvitres, KLima Reporteros
Máxima, con su metro cincuenta, es la mujer más grande de Cajamarca. No aprendió a leer ni a escribir y ha pasado buena parte de su vida en el campo, tejiendo carteras coloridas que luego vendía en el mercado.  En el 2011, a Máxima le dijeron que sus 25 hectáreas no eran suyas, que le pertenecían a la empresa Minera Yanacocha, que había comprado todos los terrenos alrededor, pues se proponía realizar un megaproyecto para extraer oro de esas tierras.



Así fue agredida Máxima Chaupe por la policía de Minera Yanacocha.
Desde entonces,  Máxima ha enfrentado un juicio que ha perdido, ha sido multada y condenada a prisión suspendida  de ocho años, y acusada de usurpación de tierras. Ella no se ha detenido, no está dispuesta a perder su terreno y se ha convertido en lideresa, en el símbolo de la resistencia al proyecto minero Conga. Ella no quiere desarrollo, progreso, como le prometen, quiere tranquilidad.
Llegó a Lima para formar participar de La Cumbre de los Pueblos. La encontramos paseando –con su tradicional sobrero-  por el parque Castilla, con su nuera.  Estaba cargando un macetero con  flores lilas, un regalo de los activistas ecuatorianos.  Regresa a Cajamarca porque este 17 de diciembre se leerá la sentencia final sobre su caso.
Máxima, cuéntanos, dónde naciste
Yo he nacido en Sorochuco, Cajamarca. Allí he crecido y vivido toda mi vida. En Tragadero Grande tengo mi propiedad desde 1994. En esa fecha, un tío de mi esposo nos vendió el terreno.
¿Qué produces en ese terreno?
Produzco papa, yuca, papa, trigo, heno, avena. El resto es para pastoreo de ganado seco. Pasteamos ovejas, vacas.
¿Tienes vacas?
Tenía, ahora no ya no, porque desde que se inició el problema con Yanacocha, mi vida ha sido terrible. Desde que ocurrió el desalojo, me he quedado sin nada. Tengo que pagar por trámites, pasajes, inspecciones fiscales. Somos ocho personas en mi casa y vivimos con 800 soles mensuales, a veces con menos.
Tu casa está en el centro del proyecto minero Conga…
Sí, porque todos los colindantes han vendido. No sé cómo habrán hecho, no estaba al tanto. Yo compré mi terreno con la esperanza de que iba a pasar todos los días de mi vida allí. Para poder sostenerme con mis hijos y mi familia. Además, yo he nacido en el campo, y en la ciudad, en otro lado, no me puedo acostumbrar.
¿Por qué Yanacocha reclama tu terreno como suyo?
Lo que pasó fue lo siguiente. Mi suegro  estaba construyendo su casa y su hijo sufrió un accidente. Lo llevaron al hospital y su padre estaba desesperado. Los ingenieros  (de la minera) lo ubicaron y le dieron diez mil soles a cambio de su terreno. Entonces, el señor, por su desesperación, recibió el dinero sin consultar con su esposa ni con sus hijos. Luego, la mina ha sacado un comunicado donde dice que el señor Samuel, después de vender el terreno,  nos heredó  la tierra. Pero eso es falso.  Yo ya lo he desmentido con mis documentos. Lo que vendió estaba al costado de mi terreno. Está claro en  mis documentos, sino que Yanacocha está tratando de confundirnos.
¿Cómo comenzó el conflicto?
En el 2011 intentaron hacer una trocha por mi terreno. Fue entonces que denuncié a la empresa, pero esa denuncia fue archivada por la fiscalía de Celendín. Luego, el 8 de agosto del 2011, ocurre el desalojo.  Nos pegan, nos maltratan.
¿Como fue el desalojo?
El juez ordenó el desalojo. En mi casa estaba toda la familia. Entró la policía, nos golpearon a todos. Entre tres policías, me cogieron y me agarraron a palazos, en el suelo me quedé tendida. A mi hijo, que tiene 15 años, lo amenazaron con un arma. No ha quedado bien el muchacho desde ese día. A mi esposo, le quitaron el celular, le golpearon las costillas. Mi hijo, el mayor, también fue golpeado, tuvo que estar internado en el hospital.
Y después de lo que pasó has recibido amenazas…
Si, las amenazas siguen.  Desde el 2011 hasta hoy no podemos vivir bien. Ante mis propios ojos han matado a mis ovejas, han pasado con un camión disparándoles.  Yo tenía mi perro pastor, que cuidaba mi terreno, y cuando pasaban, les ladraba. Un día lo han matado al animalito. Nosotros hasta ahora estamos en ese conflicto, estamos en peligro. Siempre están con su personal rodeando el terreno, nos vigilan. Yo no puedo caminar por los terrenos del costado porque me pueden disparar.
Además, te han impuesto una reparación civil…
Sí, ha sido injusto.  Cinco mil 500 soles tengo que pagarle a la empresa minera. También tengo prisión suspendida hace dos o tres meses, pero he apelado en Cajamarca, porque el juez ordenó que abandonemos el predio. Pero yo no voy a dejarlo, porque estoy reclamando lo que me pertenece. Esta apelación es la última instancia, ya se define todo.
¿En algún momento la empresa se acercó a ti para conversar o proponerte la compra de tu terreno?
 En ningún momento nadie se ha acercado, ni de la mina ni del gobierno, para decirme nada. No me han dicho “queremos comprar o haremos traspaso”, en ningún momento.  Me he enterado de muchas cosas por los medios, mentiras sobre mi caso. Yo me indigno con los periodistas porque no publican nuestro testimonio.
Si has pasado por muchas cosas, Máxima, ¿no se te ha ocurrido irte a otra parte, dejar el terreno?
No. Para obtener el dinero para comprar ese terreno, he tenido que trabajar en casas: Lavando ropa, cocinando. Mi esposo también. No teníamos descanso. Hemos trabajado noche y día para poder comprar ese terreno y tener un lugar donde vivir, para que ahora la empresa me quite mi tierra. No, yo no voy a salir. Decidan lo que decidan las autoridades,  yo no voy dejar mi tierra.
Máxima se ha conmovido con lo último que ha dicho. La mujer de carácter que ha sido capaz de retar a la segunda productora mundial de oro y ha participado de innumerables marchas, plantones y conferencias, se ha quebrado en llanto.  “Yo le tengo cariño a mi tierra, mi laguna, mis animalitos. No me voy a ir”, dice con voz entrecortada.

Máxima contra Goliat

Por Rocío Silva Santisteban, publicado en La República (12/08/2014)
La semana pasada escribí sobre la posibilidad de que Máxima Acuña Atalaya de Chaupe, la Dama de la Laguna Azul, pudiera perder el caso de usurpación agravada trabado por la empresa minera Yanacocha sobre su predio de cuatro hectáreas en la zona de Tragadero Grande, Sorochuco, Cajamarca. Durante el transcurso de la mañana del martes 5 de agosto de 2014, el juez unipersonal de Celendín, Tomhy Padilla Mantilla, dictó sentencia: dos años y ocho meses de prisión suspendida contra ella, su esposo Jaime, su hija y su yerno (el fiscal había pedido tres años de prisión efectiva); una indemnización de 5.500 soles a la empresa y la orden de desalojo. La abogada de los Chaupe de inmediato interpuso recurso de apelación: si el recurso se aprueba, el caso se verá en la Corte Superior. 
En las redes sociales muchas personas, de inmediato, se solidarizaron con los Chaupe. Otros, por el contrario, los acusaron de vender su terreno, luego invadirlo y mentir. Estas acusaciones son totalmente falsas: los Chaupe nunca vendieron el terreno a la empresa minera Yanacocha. Ellos compraron el terreno de 4 hectáreas en 1994 y tienen un certificado de propiedad de este con todos los registros de ley. Pero lo que se discute en este juicio no es si el terreno pertenece a los Chaupe o a Yanacocha: se discute si ellos, que vivían en ese terreno, lo usurparon por la fuerza a la empresa. Lo que se discute no es la propiedad, es la posesión. 
Para demostrar que habitaban el terreno, los Chaupe tienen un documento sumamente importante para este proceso penal de usurpación: la comunidad campesina e indígena de Sorochuco, afín a la empresa, les ha otorgado un certificado de posesión de esa zona así como de formar parte de esta como comuneros. Eso implica que los Chaupe, desde el año 1994, ha vivido en la zona y, además, que son miembros de una comunidad campesina e indígena. 
Por otro lado, la empresa Yanacocha aduce que en el año 2001 compró una serie de predios precisamente en la zona de la comunidad de Sorochuco, conformados por 5.700 ha, dentro de las cuales se encontraría este terreno. Pero, insisto, como lo que se discute en este juicio no es la propiedad sino la posesión, la empresa tendría que demostrar que es posesionaria de este. Y no ha podido demostrarlo. Lo que ha demostrado es que es posesionaria de las 5.700 ha y que, en un terreno tan grande, no puede haber posesión en cada espacio de este. Buen argumento; sin embargo, hay un detalle importantísimo que, me imagino, se verá en la segunda instancia: nunca se midieron las coordenadas del terreno, no hubo peritaje propuesto.  
Hay investigaciones de la Universidad Nacional de Cajamarca, hechas sobre el terreno con mecanismos de medición georreferenciales, que sostienen que ese terreno no forma parte de las 5.400 ha de la empresa. Es decir, aunque se discuta la posesión y no la propiedad, si los Chaupe vivían en otro terreno, no hay delito de por medio. Yanacocha, por su parte, tendrá que probar lo contrario. Mientras tanto, Máxima sigue luchando contra Goliat: será débil, será pobre, no tendrá armaduras, pero puede lanzarle una dolorosísima pedrada en la frente.

Entrevista a líder de la resistencia contra la costrucción de la represa Chonta en Cajamarca.

Empiezan a realizar perforaciones en la parte baja de Combayo. Pobladores se oponen a represa del Chonta




Extraido del Facebook de Pedro Morales Vásquez. Prensa Visión, visitó los hermosos parajes de los caseríos del Centro Poblado de Combayo, distrito de La Encañada, provincia de Cajamarca; que serian afectados por la construcción de la represa Chonta.
Hoy martes 16 de diciembre los campesinos comandados por su líder Raymundo Tocas, del caserío Laurel del Valle, llevaron cabo una asamblea donde acordaron la conformación del Comité de Lucha Contra la Construcción de la Represa Chonta, además convinieron los comuneros realizar una masiva asamblea el día 9 de enero del 2015 con la presencia de las nuevas autoridades regionales, autoridades ronderas de dicha región, congresistas por Cajamarca, autoridades distritales del distrito de la Encañada y líderes sociales del Centro Poblado de Combayo.
Después de la asamblea los campesinos y sus autoridades, llegaron hasta el lugar donde personal que operan maquinarias pesadas vienen realizando perforaciones para analizar los terrenos donde el gobierno de Ollanta Humala pretende construir sin la licencia social de los pueblos la represa Chonta.
En el lugar de los hechos los comuneros se entrevistaron con un ingeniero a cargo de los trabajos de estudios, reiterándole que la población en su mayoría se opone rotundamente a la construcción de la represa Chonta, invitándoles a que paralicen sus operaciones de lo contrario tomaran medidas necesarios para hacer respetar su derecho a vivir en sus territorios ancestrales en paz y armonía con la naturaleza. 

16 de diciembre de 2014

Lectura de sentencia, caso Máxima Chaupe se desarrollará el miércoles 09 de diciembre.


GUARDIANES DE LAS LAGUNAS Resistencia cajamarquina en defensa del agua

Publicado en SOMOS EL MEDIO de Mexico

- See more at: http://www.somoselmedio.org/blog/guardianes-de-las-lagunas-resistencia-cajamarquina-en-defensa-del-agua#sthash.SBPHtlZ0.kEK5psN7.dpuf
“Entonces los viajeros recordábamos las nubes de altura, siempre llenas de amenaza [...]”
José María Arguedas

Luego de varios años de conflicto en defensa del medioambiente y en especial del agua, la tensión entre las empresa minera Yanacocha y los pobladores de Cajamarca-Perú se mantiene  latente, a la fecha hay cinco fallecidos y cerca de 200 heridos, además de la intensa persecución a dirigentes políticos y defensores de los derechos humanos quienes han sido violentados y detenidos arbitrariamente por la policía, actualmente los pobladores están alerta a cualquier medida que pudiese tomar la empresa minera contra ellos y su mejor defensa está bajo la responsabilidad de los Guardianes de las Lagunas.
Pero ¿Por qué los pobladores de Cajamarca están en contra del Proyecto Minero Conga? El megaproyecto Conga consiste en la extracción de cobre y oro por parte de la Minera Yanacocha (propiedad mayoritaria de la empresa norteamericana Newmont y respaldado por Buenaventura del Perú y el Banco Mundial), está ubicado en las provincias de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca.
Esta intervención comprende la explotación de 3.069 hectáreas, sin embargo, el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) no tomó en cuenta a los pueblos tradicionales que viven en esa área, debido a que el proyecto contempla la destrucción de cuatro lagunas El Perol, Mala, Azul y Chica, que son fuente de agua para las comunidades; además de otras lagunas que los pobladores de la zona han identificado y que no han sido visibilizadas. Ello conlleva a la desaparición de las lagunas del Perol y Mala que serían utilizadas para la extracción de minerales.
De manera similar las lagunas Azul y Chica serían utilizadas como depósitos para la vertiente de desechos. El megaproyecto afectaría la cabecera de cuenca que impactaría a 32 comunidades y 210 caseríos, además que haría desaparecer varios ecosistemas siendo afectadas más de 60 000 mil familias dedicadas a las agricultura y a la ganadería, principal actividad de la zona.
El megaproyecto Conga significaría para la empresa Yanacocha un ingreso de 11,6 millones de onzas de oro, 3.1 billones de libras de cobre y, para el Estado, unos 3 000 millones de dólares entre tributos, regalías y canon.Según la empresa Yanacocha el megaproyecto podría generar 1 600 puestos de trabajo directo y 6 000 en su momento más alto, sin embargo, para los campesinos de la zona significaría la destrucción de su forma de vida y subsistencia. Varios testimonios de los pobladores señalan que la empresa Yanacocha viene utilizando maquinaria pesada y explosivos para la construcción de carreteras dentro de su territorio ancestral, que afectará a las lagunas Seca, Negra, Mamacocha Grande, Mamacocha Chica y sus afluentes de agua.Según el EIA la comunidad más afectada sería Jadibamba porque se encontraría de influencia directa del proyecto.
El Estado insiste en la ejecución de este proyecto por los supuestos ingresos que la actividad minera aportará a la empresa y al país, sin importar el costo que puede significar para los pobladores de la zona. La clase política dirigente no entiende que el rechazo por parte de la población cajamarquina no es reciente ni mucho menos una cuestión coyuntural, la Empresa Yanacocha no es nueva en la región de Cajamarca, esta viene explotando desde hace 20 años el yacimiento aurífero más grande en América del Sur, conocida como la Mina Yanacocha. 
Durante este tiempo los agricultores perdieron sus medios vitales de existencia, debido a la escasez de agua (la laguna que se utiliza para alimentar a la región es ahora un pozo seco), las tasas de cáncer son extremadamente altas y los peces están muriendo en grandes proporciones debido a la residuos tóxicos que se desvían hacía los ríos. Lo más grave es que Yanacocha también fue responsable de un derrame de mercurio que dejó cerca de 1,200 campesinos envenenados en el distrito de Choropamapa y actualmente siguen sufriendo sus efectos.  
No hay que ser un experto para darse cuenta que existe una gran contradicción entre las ganancias que han podido obtener las empresas mineras y los beneficios económicos conseguidos por la población de manera directa, las últimas estadísticas señalan que Cajamarca ha pasado de ser la cuarta región más pobre del país a la segunda más pobre. Con todos estos antecedentes se pretende llevar a cabo el proyecto Conga, aun sabiendo que será tres veces más grande que Yanacocha y el Gobierno sigue dando la espalda a las principales demandas de la región. Dicen que no hay peor gobernante que el que gobierna a espaldas a su pueblo y el presidente Ollanta Humalalo ha dejado claro.
La actual defensa de las lagunas y el área en conflicto se encuentra bajo la responsabilidad de Plataforma Interinstitucional Celendina (PIC), a través de los Guardianes de las Lagunas, conformada por las Rondas Campesinas, autoridades comunales y frentes de defensa de las comunidades de Huasmín, Sorochuco y Celendín. Quienes vienen dirigiendo la resistencia día a día, enfrentándose a la inclemencia de los 4000 msnm y a las constantes amenazas de las fuerzas del orden. Según información de los Guardianes de las Lagunas, Conga nunca se detuvo, existe maquinaria removiendo tierra en la laguna El Perol, además se ha denunciado ante la Fiscalía de Prevención del Delito las tranqueras que ha puesto Yanacocha en las carreteras sabiendo que estas son de libre tránsito.
Mientras eso se vive en las alturas, en todo el país se llevarán acabo las elecciones regionales y municipales, el clima electoral en Cajamarca se torna tenso porque a diferencia de otras regiones, aquí los ciudadanos no solo votarán por su autoridad regional, sino también definirán si Conga va o no va.
Cajamarca vive su propia tempestad, tiene a su presidente regional Gregorio Santos líder del Movimiento de Afirmación Social (MAS), detenido en Piedras Gordas (Lima) por acusación de delito de corrupción, las últimas encuestas lo señalan como ganador en primera vuelta, contando con un gran respaldo de la población de las principales provincias; en el segundo lugar se encuentra el fujimorista Osías Ramírez, considerado uno de los principales candidatos de las mineras, en tanto Absalón Vásquez, del movimiento Cajamarca Siempre Verde, va en tercer lugar.
En el supuesto que resulte vencedor el candidato del MASen los comicios del 5 de octubre y siga en prisión, quien asumiría la presidencia regional sería Porfirio Medina Vásquez, actual consejero regional y distinguido dirigente de las rondas.De esta manera en los próximos días se definirá el destino del proyecto Conga y con ella la vida de muchas familias.
Aunque muchos políticos y medios de comunicación profesen vivir en una democracia real y participativa ocultando a la población que el sistema político peruano no cumple con las reglas básicas del sistema democrático y que lo que tenemos en Perú no es una democracia sino una dictadura camuflada de partidos políticos de turno que no resuelven los verdaderos problemas de la población; los pueblos de Celendín, Hualgayoc y Cajamarca seguirán resistiendo en defensa del agua y la vida, hasta que el Estado declare la completa inviabilidad del proyecto Conga.
- See more at: http://www.somoselmedio.org/blog/guardianes-de-las-lagunas-resistencia-cajamarquina-en-defensa-del-agua#sthash.SBPHtlZ0.kEK5psN7.dpuf